Viernes , diciembre 9 2016
Breaking News
Inicio / Actualidad / Niño estudia astrofísica en universidad para demostrar que Dios existe

Niño estudia astrofísica en universidad para demostrar que Dios existe

Un niño prodigio de nueve años de edad, ha comenzado a estudiar astrofísica en la universidad, para demostrar a través de la ciencia, queDios existe.

William Maillis es un niño como cualquier otro, disfruta jugando con amigos y hace deporte, pero en asuntos académicos es un niño inteligente y muy estudioso. En mayo terminó la preparatoria y ahora es un estudiante universitario.

William, quiere estudiar física y química del espacio, conseguir un doctorado y trabajar como un astrofísico. Está cómodo opinando acerca de conceptos como “desplazamiento del espacio-tiempo”, “singularidad” y “gravedad pura”, como él pacientemente trata de explicar, por qué los agujeros negros no son “súper masivos”, teorías dichos por otras mentes brillantes como Albert Einstein y Stephen Hawking.

Quiero demostrar a todos que Dios existe“, dice el niño, mostrando que sólo una fuerza exterior podría ser capaz de formar el cosmos.

Peter Maillis, padre del niño, dijo que él y su esposa se sorprendieron cuando vieron que a los seis meses de edad, su hijo ya podía identificar con precisión los números, y a los siete meses ya hablaba oraciones completas.

A los dos años de edad, ya tenía la capacidad de multiplicar, leer, escribir. A los 4 años entendía álgebra y había aprendido el idoma inglés y leía griego, a la edad de 5 años sabía geometría y a los 5 años y los 7 años dominaba trigonometría.

El profesor de historia de la Universidad Community College, en Allegheny, Pensilvania, Aaron Hoffman, dice que William encaja perfectamente con los estudiantes, sólo que le llamó la atención un detalle, que el niño no toma notas como los otros estudiantes, simplemente escucha, lee y observa el material.

El padre del niño dice que su hijo está consciente del don que Dios le ha dado. “Sólo quiero que aprecie el don que tiene. Siempre le recuerdo que Dios le dio un regalo. Lo peor sería rechazar este don y no utilizarlo para mejorar el mundo”.

Comentarios