fbpx
Economía

5 cosas que debes saber ante el nuevo dólar digital

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden le ordenó a la reserva federal que estudie la creación de un dólar digital.

Con esto, Biden busca una medida que podría modificar la forma de mover y utilizar el dinero no solo en la unión americana sino también en todo el mundo.

Dólar Digital, 5 preguntas clave:

Antes de que su orden se traduzca en un «billete verde» o cibermoneda virtual, habrá que tener en cuenta numerosas repercusiones (y riesgos) importantes.

Tiempo atrás de hablaba de un proyecto un tanto parecido a este respecto a una moneda norteamericana virtual, pero parece que Biden tiene otra idea en mente.

1- ¿Qué forma adoptaría un dólar digital?

Seguiría siendo un dólar emitido por el banco central de la Reserva Federal de EE.UU., como todos los billetes y monedas de EE.UU. que se utilizan ahora, pero en una forma digital accesible para todos, no sólo para las instituciones financieras.

A diferencia del dinero depositado en una cuenta bancaria o gastado a través de apps como Venmo y Apple Pay, estaría registrado en las cuentas de la Reserva Federal, no de un banco.

Al mismo tiempo, el dólar digital valdría lo mismo que su homólogo en papel, una divergencia con respecto a las criptodivisas que actualmente tienen valoraciones muy volátiles.

Aún quedan preguntas clave por responder, como si un dólar digital se basaría en la tecnología blockchain como el bitcoin o si estaría vinculado a algún tipo de tarjeta de pago.

Leer También  5 pasos para conseguir clientes en Internet

Biden está pidiendo a los organismos, incluido el Departamento del Tesoro, que examinen varias cuestiones sobre el tema.

Escuche Radio Tica, tu emisora Pura Vida Clic Aquí

Si el Gobierno decide seguir adelante, podrían pasar «varios años» antes de poder utilizar un dólar digital: las autoridades tendrán que estudiar, por ejemplo, qué tecnología utilizar, dijo Darrell Duffie, experto en monedas digitales de la Universidad de Stanford (California).

2- Por qué lanzar un dólar digital

Reduciría o incluso eliminaría las tasas de transacción, ya que los intercambios dejarían de pasar por los bancos, las tarjetas bancarias o las aplicaciones que cobran comisiones por cada pago.

Sus defensores dicen que ayudaría a las personas que no tienen cuentas bancarias, alrededor del cinco por ciento de los hogares en Estados Unidos, y podría facilitar al gobierno el pago de prestaciones.

Existen riesgos como un fallo del sistema o un ciberataque, y también hay dudas sobre la privacidad, ya que el gobierno podría, en teoría, tener acceso a todas las transacciones.

El sistema bancario también podría verse perjudicado, ya que los bancos utilizan actualmente los depósitos de los clientes para prestar a otros, y con un dólar digital podrían tener menos dinero a su disposición.

Leer También  Esta es la mejor herramienta para traders novatos
3- ¿Cómo se verán afectadas las finanzas mundiales?

Las transferencias internacionales, a menudo lentas y costosas de realizar, podrían verse muy facilitadas.

Una operación que actualmente tarda dos días en ser validada podría hacerse en una hora, dijo Marc Chandler, experto en divisas del broker Bannockburn.

Para Chandler, el papel geopolítico del dólar estadounidense no se vería alterado por la introducción de la versión digital.

Un dólar digital representaría «una evolución natural más que una revolución», señaló, recordando que en el mercado de divisas ya se intercambian más de 6,5 billones de dólares en forma electrónica cada día.

Incluso si China lanza un yuan digital a gran escala, como se está debatiendo, dijo que no cree que eso cambie el papel de China en la economía mundial, ya que «siempre habrá cuestiones de confianza, transparencia y profundidad de los mercados».

Para Duffie, de Stanford, sin embargo, si Estados Unidos quiere seguir beneficiándose del estatus del dólar como moneda dominante en las reservas de los bancos centrales y en los pagos internacionales, es esencial que el gobierno actúe con cautela.

«Estados Unidos va a tener que asegurarse de que se mantiene en una posición de liderazgo en los foros internacionales que discuten las normas para hacer pagos transfronterizos para las monedas digitales», dijo.

Leer También  Esperan una mayor inflación y un tipo de cambio volátil
4- ¿Puede Estados Unidos ponerse al día?

Otros países ya están trabajando en versiones digitales de sus propias monedas, desde la eurozona hasta la India, pero «no hay pruebas que sugieran que ser el primero en el mercado proporcione ninguna ventaja significativa o material», dijo Jamiel Sheikh, fundador del CBDC Think Tank.

Por el contrario, el fracaso debido a las consecuencias no deseadas, el escaso uso u otros problemas puede socavar la fe en la institución emisora, señaló.

«El abrumador dominio del dólar permite a EE.UU. el lujo de aprender de… otros países», coincidió el profesor de la Universidad de Cornell Eswar Prasad.

5- ¿Se pondría el mundo de las criptomonedas patas arriba?

Si se diseña adecuadamente, un dólar digital podría ser más preferible para el uso doméstico que una criptodivisa, dijo Duffie.

Para las transferencias internacionales, sin embargo, dijo que era «escéptico de que los grandes bancos centrales como la Fed o el BCE, China o Japón, den cuentas en el banco central a personas de todo el mundo».

Si Estados Unidos lo hiciera, señaló, podría destrozar el sistema monetario de los países pequeños, cuyos habitantes podrían preferir utilizar el dólar digital en lugar de la moneda local.

Botón volver arriba