fbpx
Actualidad

8 tipos de “chupamedias” más comunes en Costa Rica

En toda oficina, empresa, centro de trabajo o hasta en política es normal encontrar el tradicional chupamedias, el personaje que desea resaltar sobre los demás entregándose al jefe o líder.

Se trata del “chupamedias”, “lame botas” o “lava huevos”, quien es capaz de hacer lo posible e imposible por el amor y aceptación del big boss.

Empero, no todos los chupamedias son iguales en todo. En este tradicional y reconocido personaje, hay varias categorías, unas más desagradables que otras, sin embargo poseen el mismo objetivo: ser el jetas por excelencia.

Tipos de chupamedias

1- El chupamedias adulador:

Este es el típico personaje que está atento a todo lo cual el jefe dice o hace, con el exclusivo objetivo de felicitarlo y adularlo.

Se ríe a risotadas con cada chiste o talla que su jefe hace (con aplausos incluidos), le hace comentarios del tipo “qué ingeniosa su idea”, “qué brillante su propuesta” y le festeja todo, definitivamente todo, a partir de su vestimenta y corte de cabello, hasta las presentaciones o propuestas que el líder realice, aunque éstas sean mediocres.

2- El chupamedias “secretaria”:

Este anuncia a viva voz que el líder está llegando, le prende con antelación el computador o viento acondicionado para ahorrarle aquel trámite y se sienta práctico una vez que llegue.

Leer También  Sondeo: esta persona ganaría las elecciones municipales en San Carlos

Hace callar a los compañeros una vez que el líder está concentrado, impide al resto entrar a la oficina del líder para que no lo incomoden, entre otras ocupaciones.

3- El chupamedias “niño de los mandados“:

Para gustar al líder, este personaje hace toda clase de favores que no deben ver con su trabajo y que no forman parte de sus funcionalidades.

Está dispuesto a prepararle el café, lavarle las tazas u otros utensilios, servirle de chofer, ayudarlo a llevarle bolsos y maletines al auto, hacerle reservas en restoranes y ser su junior para toda clase de asuntos individuales del jefe.

También le hace trámites en el banco, pagos de cuentas o llevar su auto a la revisión técnica. Inclusive está dispuesto a hacer una fila de horas (bajo lluvia o sol), para comprarle entradas para un concierto o partido de fútbol.

4- El chupamedias “regalón”:

Desea ganarse el amor del jefe por medio de regalos. En un restaurante, se da el lujo de pagar la cuenta, le entrega cualquier chocolatito sorpresa para que no pase apetito y si sale de viaje le trae un regalo.

Si este personaje es asiduo a la cocina, suele traerle sus “creaciones” al jefecito, como queques, repostería, cuanta clase de exquisiteces sea posible.

Leer También  Costa Rica: Un Oasis de Felicidad en el Corazón de América
5- El chupamedias “hijo único”:

Este es el que desea transformarse en el querido del líder, en ser el único, exclusivo y fundamental para él. Para eso, hace toda clase de ocupaciones, inclusive infantiles. Por ejemplo, si el líder lleva a su equipo en su auto a una reunión, junta o recorrido, corre para irse en el asiento de adelante. O si el líder está de cumpleaños, va a ser él quien lleve el queque para que apague las velas.

Además se ofrece descaradamente para acompañarlo a alguna reunión, acontecimiento e inclusive a un viaje y sueña con tener línea directa con él, para transformarse en su vocero oficial. Constantemente está alardeando que el líder lo busca, lo llama y le exige consejo a él (y exclusivamente a él).

En el fondo, esta clase de chupamedias sueña con ser la “mano derecha” del líder, aunque ese sueño no se ajuste a la realidad.

6- El chupamedias acusetas:

Esta clase de “compañero” podría ser el más peligroso, ya que se desea ganarse el cariño del jefe, a costillas de los otros.

Desea ser los ojos y oídos del líder una vez que éste está ausente, para después darle el reporte completo de quién no asistió, quién arribó tarde, quién se va temprano, quién está metido en Facebook o quién se tomó más del tiempo autorizado en el caso dado.

Leer También  Banco Popular da tiempo hasta diciembre para tramitar condonación de deudas por cargas sociales
7-El chupamedias coqueto:

Él o ella desean ganarse el cariño de el/la jefe(a), por medio de un descarado coqueteo, que incluso puede disponer de insinuaciones impropias.

Una vez que habla con el jefe, le gusta tocarse el cabello y reírse por todo. Además puede utilizar ropa insinuante, invitarlo a comer, decir cosas con doble sentido, arreglarle la corbata o el cabello, entre otras ocupaciones que impliquen un contacto directo.

8- El chupamedias “Winner”:

Este personaje es el ganador, el que desea mostrar que es el más inteligente, eficiente y trabajador del equipo. Para lograrlo, no siente pudor en robarle una buena iniciativa al compadre, para después presentarla como propia al líder.

Además compite por hacer la presentación anteriormente, por ser el primero en responder un requerimiento del líder y por interrumpir al compadre una vez que está llevando a cabo una presentación (porque es él quien desea y debería brillar).

En una reunión, además suele desacreditar las propuestas del resto, e inclusive burlarse de las intervenciones de los otros.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba