3 aceites que deberías usar como crema facial

Muchas mujeres aspiran a tener un cutis lozano, hidratado y radiante y se frustran porque no pueden conseguirlo. En este artículo te hablaremos de un método bastante económico y con fabulosos resultados que puedes utilizar en sustitución de las cremas faciales comerciales.

Manteca de karité

La manteca de karité “shea butter” actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de la piel, calma las pieles irritadas, es el más efectivo con el antienvejecimiento que existe en la naturaleza.

En Pieles muy delicadas
La Manteca de Karité destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina E, componente vital de las membranas celulares.

Es un anti-irritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.

En el verano
La Manteca de Karité, funciona también como un excelente protector solar, otorgando un bronceado de larga duración, y lo mejor es que será de forma natural, además de no producir granitos, por lo que podemos usar aun cuando hay acné o en pieles grasas.

Aplicación

Compra manteca de karité pura. Se consiguen en tiendas que venden cosas naturales. Como es una manteca, debes frotar en la mano para que se derrita al contacto. Aplica la manteca de karité en el rostro limpio y seco y distribuye uniformemente. La piel absorberá.

Aceite de aguacate

El aguacate es un producto extremadamente rico en proteínas, vitaminas y que tiene propiedades penetrantes que permiten su absorción con facilidad. Por ello, su aceite es muy beneficioso para todo tipo de pieles.

Se ha descubierto que el aceite de aguacate posee propiedades antioxidantes. El aguacate es rico en aceite natural, proteínas y vitaminas A, B, D y E, posee además cualidades de “penetración” y “mantenimiento”, lo que le hace especialmente eficaz para las cremas nutritivas. Se parece en su composición al sebo de la piel, y por ello es muy utilizado para el cuidado de la piel seca, escamosa y en vía de envejecimiento. Muy completo en vitaminas A, B, C, D, E, H, K, PP, actúa contra el envejecimiento

El efecto se empieza a notar a los dos o tres días. Te notarás la piel más jugosa, nutrida y con un aspecto muy saludable.

Lo puedes comprar en cualquier herbolario pero, siempre pídelo  que sea de primera presión en frío porque de no ser así no es de calidad y por tanto los efectos y las propiedades dismimuyen. En algunos países se consigue mezclado con vitamina E. También en estos casos funciona. La piel lo absorbe.

Aplicación

Úsalo con el rostro limpio y seco. Distribuyes el aceite en la cara y cuello. El aceite de Aguacate es un aceite espeso, penetrante, que se absorbe muy rápidamente, y que conviene a todo tipo de pieles. Verás a los días que tu piel se ve más hidratada.

Manteca de cacao

La manteca de cacao es una fuente de vitamina E y antioxidantes, vitaminas y minerales, por lo que se trata de un componente muy completo que puede utilizarse directamente como bálsamo y producto de belleza. Sus usos abarcan prácticamente todas las áreas de la belleza y el cuidado de la piel, desde regenerador celular porque también previene la aparición de las estrías y las arrugas hasta la hidratación de la piel para devolver la elasticidad de esta.

Como prevención de arrugas y estrías es uno de los mejores productos que existen porque posee fabulosas propiedades hidratantes y nutritivas, además de contribuir hasta cierto grado a luchar contra los tan temidos radicales libres.

Como es tan hidratante, las personas que tienen acné, deben evitar la manteca de cacao en la cara, ya que puede obstruir los poros, y causar más brotes. Si tienes acné, entonces usa un aceite liviano como el aceite de jojoba con aceite de árbol de té, en una proporción 10:2. Una vez que estés libre de acné, puedes utilizar manteca de cacao.

La manteca de cacao también puede ayudar a tratar enfermedades de la piel. Se puede mantener la piel bien hidratada y aliviar trastornos de la piel como el eccema y dermatitis. Uno de los beneficios de la manteca de cacao es que actúa como anti-envejecimiento. El daño causado por los radicales libres es impedido por los antioxidantes, y por lo tanto el efecto de pigmentación y arrugas se previene.

Aplicación

Esta manteca es perfecta para pieles secas a normales. Si deseas utilizar la manteca de cacao, hazlo en la mañana después de tomar la ducha, aplícalo en todo el cuerpo, teniendo cuidado de aplicarlo correctamente en la cara, el cuello y los labios. Y, antes de ir a la cama, limpiar su piel y luego aplicar otra vez la manteca de cacao.

Para obtener los beneficios completos de la manteca de cacao utilizala pura.

Recomendaciones finales:

  • La recomendación es aplicar el aceite o manteca facial después de limpiar la cara.
  • El aceite o manteca facial puede ser aplicado en la mañana en lugar de tu crema humectante o para enriquecer tu crema (añade unas gotas a la crema que ya usas).
  • En la noche también es excelente usar un aceite o manteca facial. Recuerda: es durante el sueño que la piel se regenera y aprovecha al máximo lo que aplicamos.