Lomas de Babudal

Ampliarán límites de la Reserva Biológica Lomas de Barbudal

El Gobierno presentó un proyecto de ley para modificar los límites de la Reserva Biológica Lomas de Barbudal para facilitar los componentes necesarios para el Proyecto Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras (PAACUME), el cual llevará agua de riego y consumo humano a las comunidades, familias y sectores productivos de Santa Cruz, Carrillo y Nicoya.

El proyecto de ley establece la rectificación y la delimitación del área con el detalle de las coordenadas; autoriza cambio de uso del suelo y autoriza al SINAC el uso de la madera aprovechable extraída del Embalse Río Piedras que se debe construir.

Paacume Río Tempisque consta de una cantidad de nueva infraestructura en el Canal Oeste del Distrito de Riego Arenal Tempisque, para automatizar las compuertas en el Tramo I, desde la presa Miguel Pablo Dengo en Cañas hasta el sifón del río Piedras; ampliar y revestir el Tramo II en 20 kilómetros desde el río Piedras -donde estará el embalse-, hasta el río Cabuyo y la construcción del Tramo III de 35 kilómetros desde el río Cabuyo hasta la comunidad de Palmira, en el cantón de Carrillo.

Incluye, además, la construcción del Embalse río Piedras con un espejo de agua de 850 hectáreas; la infraestructura en la presa para generar energía hidroeléctrica y la construcción de la red de conducción y distribución que implica nuevos 300 kilómetros de canales en los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya.

Para tal efecto se debe inundar 113 hectáreas de la Reserva Biológica Lomas de Barbudal, para lo cual se compensará con la compra de terrenos aledaños a esta reserva por un total de 531 hectáreas, que corresponde a la compra de 444 hectáreas de la Finca ASETREK Tres Azul, S.A.; 89.96 de la Finca Brindis del Amor en Liberia, S.A.

Este procedimiento para evaluar la compensación es resultado del estudio para el “Establecimiento de la línea base de biodiversidad para la Reserva Biológica Lomas de Barbudal y finca adyacente” realizado por la Organización de Estudios Tropicales (OET) y se basa en una metodología llamada: Hábitat/Hectárea, un sistema de puntajes, desarrollado por investigadores australianos el cual identifica una serie de indicadores de calidad de ambiente y asigna valores a cada uno de los factores de los hábitats a evaluar.

Se realizaron dos evaluaciones de compensación de forma independiente, una basada en indicadores de calidad de hábitat y la otra basada en diversidad y composición de comunidades, ambas adaptadas al bosque seco tropical. Adicionalmente, la metodología usada por la OET fue modificada con el fin de incluir otros indicadores (geofísicos, servicios ecosistémicos, entre otros).

Importancia del Proyecto

“Este es un proyecto fundamental que inicia y Costa Rica debe seguir construyendo para dar una respuesta integral a un territorio que –como otros en el país- requieren de una vinculación fuerte y articulada de las comunidades, los sectores productivos, los gobiernos locales y las instituciones públicas para trabajar con esmero y visión de futuro. Paacume Río Tempisque lo hemos desarrollado con transparencia y de cara a la ciudadanía guanacasteca, a la cual le hemos explicado sus componentes y alcances, para garantizar agua de riego y de consumo humano que permita equilibrio sostenible, adaptación al cambio climático generando empleo, bienestar y productividad”, indicó el Presidente Solís Rivera.

Paacume río Tempisque requiere una inversión de $425 millones que serían financiados por el BCIE, más los $75 millones que debe aportar el Gobierno de Costa Rica.

El agua de los nuevos canales tendrá cuatro usos: 16.5 metros cúbicos por segundo para riego agropecuario; 2 metros cúbicos para consumo humano; 1.5 metros cúbicos para riego en zonas turísticas, lo cual permite recuperación de acuíferos y 36 gigawatts de generación hidroeléctrica anual.

“El Distrito de Riego Arenal Tempisque (DRAT) genera al país entre $150 y $200 millones anuales. Con las nuevas obras de Paacume Río Tempisque incrementará las áreas de riego, duplicará la cantidad de productores agropecuarios beneficiados y mejorará la eficiencia en el uso del agua”, manifestó Patricia Quirós, Gerente de Senara.

Las 18.800 hectáreas que serán beneficiadas con riego en Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, podrán incursionar en cultivos como arroz, azúcar, pasto, piscicultura, cítricos, papaya, piña, cebolla, sandía algodón, ganadería de leche y engorde. El agua para consumo humano, sería entregada por Senara al AyA en Sardinal, Filadelfia, Santa Cruz y Nicoya. Correspondería a esta institución el tratamiento y la distribución final. El agua para riego en zonas turísticas, permitiría a los mantos acuíferos de la zona recuperarse, pues se impulsa una sustitución de usos por aguas superficiales para este fin.

Se espera contratar obras en el año 2018, comenzarlas en 2019 y concluir en 2022.

 

loading...