Ciencia

Animalitos enviados al espacio habrían sobrevivido a falla en el alunizaje

Escuchar esta noticia

¿Qué pasaría si un día la humanidad estuviera expuesta a un episodio catastrófico que lo terminaría?

Ciertamente, junto con nuestras vidas, todos los registros que probarían que una vez habitamos la Tierra se borrarían, pero … ¿y si pudiéramos proteger los datos sobre nuestra existencia y luego enviarlos a otro lugar fuera de nuestro planeta antes de que suceda?.

Esto es precisamente lo que propuso la «Arch Mission Foundation», una organización privada sin fines de lucro que envió un archivo de información de 30 millones de páginas a la luna.

Parece ciencia ficción, pero para los líderes de este proyecto, era perfectamente posible usar un satélite. En este caso, se utilizó la nave espacial israelí Beresheet, que debía aterrizar en febrero de este año. Sin embargo, algo salió mal y finalmente chocó con la superficie lunar.

También:  Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno alineados y a simple vista

El asunto se habría olvidado si no hubiera sido porque Nova Spivack, fundador de la Fundación Arch Mission, confirmó hace unos días que dentro del satélite destrozado había una caja llena de miles de pequeños seres llamados retrasados ​​que sobrevivirían al accidente.

Estos animales microscópicos (que miden menos de un milímetro) se caracterizan por ser de ocho patas, como gusanos y sobrevivir incluso en los entornos más hostiles, como temperaturas de hasta 150 grados Celsius y tan bajas como -272 grados (casi cero absoluto), aunque solo por unos minutos

«Según un análisis de la trayectoria de la nave espacial y la composición del dispositivo en el que estaban almacenados los microanimales, creemos que las posibilidades de supervivencia de los tardígrados … son extremadamente altas», dijo Spivack a la AFP.

También:  Gato da positivo por Covid 19 y se convierte en la primera mascota infectada

Para este viaje en particular, los llamados «osos de agua» fueron deshidratados para ponerlos en animación suspendida (hibernación) y luego «encerrados en un epoxi ámbar artificial, que debería hacerlos revivibles en el futuro».

Sin embargo, el desafío para revivir a estos animales invertebrados en la luna es que para vivir necesitan aire, agua y alimentos, elementos que no están presentes donde están ahora, por lo que se descarta que se multipliquen y formen una colonia.

La astrobióloga de la NASA Cassie Conley dijo que la supervivencia de los tardígrados depende de tres factores clave: las condiciones del sitio del impacto, las temperaturas a las que están expuestos, pero también el entorno en el que están inmersos.

También:  NASA encuentra evidencias de universo paralelo con el tiempo viajando al revés

«Como biólogo que estudia la supervivencia de los organismos en ambientes extremos, me preocupa más que los animales se vean afectados por químicos tóxicos epoxi o pegamento» utilizado para almacenarlos que por las condiciones del espacio «, dijo Conley.

Incluso si las criaturas sobreviven durante varios años, no hay una misión tripulada en la luna que pueda reactivarlas de su hibernación. No será hasta 2024 que la NASA envíe su misión «Artemis», pero el objetivo de este último proyecto es ir al polo sur lunar, no al Mar de la Serenidad, donde se estrelló la nave espacial israelí Beresheet, por lo que probablemente los tardígrados.

Botón volver arriba
error: Contenido Protegido
Cerrar