Economía

¿Cómo saber si un nuevo producto o servicio va a pegar en internet?

La pregunta que muchos emprendedores hace es si su producto o servicio va a lograr venderse en línea o será un fracaso.

Esta pregunta puede generar cierta ansiedad y, como todo en la vida, es difícil dar una respuesta 100% efectiva, aunque es cierto que las probabilidades de dar en la tecla aumentan exponencialmente con una investigación de mercado al a través de varias herramientas.

Entre muchas, existen unas que son completamente gratuitas como TusEncuestas o TrendWatching, donde podemos acceder a informes sobre las tendencias de compra de los consumidores en la web.

Paso1 : Análisis de la competencia

Saber con quién va a competir es el primer paso para determinar si un producto atraerá clientes o no. De hecho, esta fase permite saber si el público está satisfecho con los productos que ya están a la venta y si satisfacen sus necesidades.

También:  Bancos públicos tienen 564 millones para reactivación de empresas y comercio afectadas por Covid-19

Además, también ayuda a tener una idea más sencilla del precio a establecer para ser competitivo, los procesos de compra más eficientes o la estructura de la web.

Paso 2: Conozca al público objetivo

Obviamente, conocer a la audiencia es vital para poder brindarles el producto que realmente necesitan y desean. Para ello, lo primero que hay que hacer es analizar sus hábitos de consumo y sus características.

Asimismo, también es importante saber cómo compran y en qué tipo de entornos se sienten cómodos. Este es sin duda el paso más importante para la fidelización de los clientes en el futuro, un paso fundamental para establecer una base de clientes estable y sostenible.

También:  Esta empresa en el Coyol de Alajuela tiene 50 vacantes disponibles

Paso 3: La estrategia

Una vez que se dispone de datos claros sobre las dos fases anteriores, es el momento de definir una estrategia basada en ellas.

En este sentido, es fundamental resaltar los puntos fuertes y disimular, para mejorar en un futuro próximo, los débiles para que no pesen demasiado.

Por ejemplo, las tiendas especializadas en la comercialización de productos de moda han sabido adaptarse perfectamente a un público ávido de las últimas novedades del mercado, pero que necesita unos precios muy competitivos.

En definitiva, estas son las tres etapas principales que deben formar parte de cualquier estudio de mercado, es decir herramientas que ofrezcan la posibilidad de saber si un producto tendrá demanda o si, por el contrario, no. audiencia.

También:  ¿En qué se parece Costa Rica a Grecia?

Sin duda, deben surgir estrategias bien definidas, totalmente a la medida del cliente potencial, que deben seguirse para tener éxito.

Botón volver arriba