lago de carbono fundido

Estados Unidos está sobre un gran lago de carbono fundido

  • El pozo está situado bajo el oeste de EE.UU., a 217 millas (350 km) debajo de la superficie de la Tierra
  • Los científicos mapearon el área usando la mayor variedad de sensores sísmicos del mundo
  • El carbón fundido cubre un área de 700,000 millas cuadradas (1,8 millones de kilómetros cuadrados)
  • Hasta 100 billones de toneladas métricas de carbono fundido podría contener el manto superior
  • Su descubrimiento cambia el panorama de lo que los investigadores han asumido acerca de cuánto carbono está contenido dentro del planeta

Un enorme pozo de carbono fundido ha sido encontrado bajo los EE.UU que de ser liberado provocaría desastres naturales en el mundo.

Científicos de la Royal Holloway University de Londres han descubierto que gran parte del oeste de Estados Unidos está encima de un área hirviente del manto de la Tierra y se está fundiendo en el subsuelo.

Te interesa leer: NASA confirma el desplazamiento del polo norte

Se calcula que el lago de carbono fundido mide de 1,8 millones de kilómetros cuadrados (aproximadamente 700,000 millas cuadradas). Esta medida corresponde al tamaño aproximado de México y supondría un catastrófico daño si sale al exterior, provocando desastres ambientales de gran magnitud.

Por el momento, los investigadores indican que el carbono fundido no es una amenaza inminente para los Estados Unidos, pero aclaran que sí buscará camino para salir a la superficie.

Esta liberación ocurrirá con el tiempo, a través de erupciones volcánicas pero podría ocurrir repentinamente, ocasionando un serio problema a Estados Unidos y a la Tierra misma. Al respecto si se liberara una cantidad sustancial de una vez, podría causar un desastre ambiental en la escala de una guerra nuclear.

Te interesa leer: Casa Blanca toma acción por posible impacto de objetos a la tierra

Un escenario en el que esto podría suceder es a través de la erupción del supervolcán de Yellowstone. Si fuera a estallar, sería mil veces más potente que la erupción en 1980 del Mount St Helens y podría cubrir a los Estados Unidos en una especie de “invierno nuclear” y no sólo afectaría a este país, sino que provocaría desastres naturales en el mundo.

Lago de carbono fundido debajo de Estados Unidos

Un enorme pozo de carbono fundido ha sido encontrado bajo los EE.UU lo que supondría una serie de desastres naturales en el mundo si se libera .

 

El hallazgo de este lago fundido también proporciona algunos datos a los científicos sobre la emisión de carbono de la Tierra. En 2011, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos sólo estimó que la emisión de carbono del planeta sería de alrededor de 10.000 millones de toneladas métricas. Sin embargo, los científicos ahora estiman que el manto superior de la Tierra, donde se encuentra el lago de carbono fundido, emite aproximadamente 100 billones de toneladas métricas de carbono.

Te interesa leer: Confirman metano en el Pacífico desde Panamá a México y hasta Hawaii

Aunque el lago fundido se encuentra a más de 200 millas por debajo de la superficie de la Tierra, el Dr. Sash Hier-Majumder de Royal Holloway explica cómo lo descubrieron y lo que puede significar en el futuro:

“Sería imposible para nosotros perforar lo suficiente para” ver ” físicamente el manto de la Tierra, por lo que con este grupo masivo de sensores tenemos que pintar un cuadro de él usando ecuaciones matemáticas para interpretar lo que está debajo de nosotros.

Debajo del oeste de los EE.UU. hay un enorme depósito subterráneo parcialmente fundido de carbono líquido.”

Y además:

“Es el resultado de una de las placas tectónicas del Océano Pacífico forzadas debajo del oeste de Estados Unidos, sufriendo una fusión parcial gracias a gafas como el CO2 y H2O contenidas en los minerales disueltos en él.”

Majumder también afirma que si sólo el 1 % del carbono de la zona fundida se emitiera en la atmósfera de la Tierra, sería el equivalente a “quemar 2,3 billones de barriles de petróleo”.

El resultado del estudio ha sido publicado en Earth and Planetary Science Letters.