Mundo

Emergencia en Ecuador por grandes erupciones del Volcán Sangay

La erupción de un volcán en la región amazónica de Ecuador ha deajdo varias ciudades cubiertas de ceniza alimentando la preocupación sobre un posible impacto en la salud mientras la nación sudamericana emerge lentamente de un brutal brote de coronavirus.

El volcán Sangay ha tenido erupciones moderadas durante más de un año que han tenido poco impacto debido a su ubicación remota, pero un cambio reciente en los patrones de viento ha empujado las cenizas hacia la costa y las áreas afectadas, incluyendo la ciudad más grande, Guayaquil.

«La ceniza sale del volcán Sangay y se extiende a la provincia del Guayas, y vemos una cantidad de ceniza que llega cerca de Guayaquil», dijo a los periodistas Benjamín Bernard, del Instituto Geofísico del Ecuador, refiriéndose a la provincia donde se encuentra Guayaquil.

El instituto dijo que espera que continúen las erupciones volcánicas menores en los próximos días pero no espera una erupción mayor.

El aeropuerto de Guayaquil detuvo los vuelos para limpiar la pista y las autoridades comenzaron a retirar las cenizas de los espacios públicos para evitar posibles problemas respiratorios. Se cerraron las carreteras al tráfico en algunas partes de las provincias de Los Ríos y Chimborazo.

«Ahora tenemos que usar la máscara no sólo por el coronavirus sino también por la ceniza que cubre todo Guayaquil», dijo la ama de casa Karen Figueroa, de 30 años, que estaba sacando cenizas del patio de su casa de Guayaquil.

Guayaquil sufrió en marzo y abril uno de los peores brotes de coronavirus de la región, que desbordaron el sistema de salud y obligaron a las autoridades a recoger los cadáveres en los hogares.

El Ministerio de Salud este mes dijo que la propagación de la enfermedad había disminuido significativamente y que las muertes han bajado de un máximo de 194 por día a menos de 10 por día.

También:  Israel: El Mar de Galilea se seca y dispara las alarmas
Botón volver arriba