Nacionales

Empresa ligada a Figueres, es sospechosa de corrupción en hasta 14 países

La empresa Société Industrielle et Commerciale de Produits Agricoles (SICPA), ligada al candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres, en la actualidad es sospechosa de actos de corrupción en 14 países.

Durante mucho tiempo SICPA ha sido contratada por diferentes gobiernos, bancos centrales, impresores de alta estabilidad y la industria para brindar soluciones a inconvenientes de estabilidad extensos.

Implementados en diversos territorios, la finalidad de dichos sistemas de monitoreo en la producción es asegurar productos y favorecer la legislación del gobierno para combatir la adulteración, el negocio ilícito y la evasión de impuestos.

Intentona

En 2019, legisladores del PLN y del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) trataron de fomentar la aceptación de un plan de ley que obligaría al Ministerio de Hacienda a contratar un sistema de registro de licores como el que vendió esta compañía a Brasil, Chile, Ecuador y República Dominicana.

Para dicho año, se brindaron algunas publicaciones en el diario La Nación en las que aparentemente SICPA, compañía asociada a Figueres, impulsaba la promulgación de varias leyes contra la falsificación y el contrabando de bebidas, esto dado a los servicios que pretendían vender al régimen.

En las discusiones en la sesión plenaria, los legisladores vincularon a SICPA con gestiones de aparente corrupción y/o soborno, además de que salieron a luz varias reuniones del diputado liberacionista Daniel Ulate con uno de los lobistas mano derecha de Figueres.

Sobre el plan para instalar el sistema en Costa Rica, los legisladores de la Comisión de Asuntos Económicos presentaron una moción de escrito sustitutivo para añadir un párrafo que expida: «Deberán excluirse los proveedores de sistemas que posean antecedentes de corrupción tanto a nivel nacional como internacional, o que se encuentren relacionados directa o indirectamente con la industria de forma tal que generen el riesgo de un eventual conflicto de interés».

Por consiguiente, este proyecto fue detenido en el Congreso por las dudas que surgieron en los primordiales partidos políticos.

Conforme el diario de Brasil O Globo, citado en aquel mismo artículo, en 2018 la compañía suiza obtuvo un contrato por $ 740 millones por medio de un proceso de licitación que, como después se enseñó en el juicio penal, a partir de su origen se contaminó para saciar los intereses de la compañía suiza SICPA.

Este consenso para instalar un sistema de rastreo de bebidas alcohólicas ha sido firmado en 2008 entre la firma SICPA Security Solutions y su subsidiaria de Brasil SICPA Brasil Industria de Tintas e Sistemas, y una entidad gubernamental de Brasil, la Vivienda de la Moneda brasileños, por una época de 5 años.

No obstante, años más tarde se empezó una causa penal en la que se acusó a la organización de haber pagado alrededor de $15 millones en sobornos a burócratas públicos por la tramitación y adjudicación de los contratos.

En 2019, Figueres afirmó que la firma SICPA, de la que es mandatario para Latinoamérica, no participó en el pago de los $15 millones a un funcionario de la Vivienda de la Moneda De Brasil; sino que ha sido cometido por un consultor de la compañía suiza Charles Finkel, quien según los informes ha sido despedido a partir del incidente.

Pese a los intentos de la SICPA de distanciarse de dichos hechos condenados la compañía acordó luego abonar 135 millones de francos suizos para solucionar el tema con las autoridades de Brasil.

En junio de 2019, medios de todo el mundo informaron que después de 3 años de averiguación la Fiscalía Gral. de Suiza (OAG) hizo saber que está investigando de manera oficial a la compañía SICPA por supone de corrupción relacionada con la obtención de contratos en 14 territorios: Brasil, Colombia, Egipto, Ghana. , India, Kazajstán, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Senegal, Togo, Vietnam, Venezuela y Ucrania.

En junio de 2021, el medio mundial Noticias AI divulgó un artículo en el cual menciona que el multimillonario Philippe Amon (CEO de SICPA) ha sido integrado en una averiguación sobre la organización, abierta por primera ocasión por la Fiscalía Gral. de Suiza (OAG) en 2015.

En aquel artículo comentó que Amon, quien heredó la organización y ahora es el 135º hombre más rico de Suiza, es sospechoso de sobornar a burócratas extranjeros.

Adicionalmente, este artículo hace referencia al dicho pago de 135 millones de francos suizos pagados por SICPA, S.A. para saldar la condena y encarcelamiento de su representante quien presuntamente le pagó al funcionario público en Brasil a cambio de la lucrativa adjudicación de contratos públicos.

Además, el artículo menciona que uno de ambos nietos multimillonarios de Amon, heredero de SICPA, ahora está vinculado a otro caso de corrupción que implica a la compañía familiar.

Conforme con la Fiscalía, esta indagación adicional hace referencia al supuesto pago de sobornos en diversos territorios, entre ellos Brasil y Colombia. Se desconoce el estado presente de esta averiguación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba