Ciencia

Enorme llamarada solar afectó las comunicaciones aquí en la Tierra

Una enorme mancha solar lanzó una llamarada en la superficie del Sol, liberando una «bomba de plasma» que causó un apagón en varios sistemas de comunicación entre ellos internet y ondas de radio aquí en la Tierra.

El Sol está constantemente liberando enormes explosiones de plasma. En este caso, las partículas liberadas en la erupción solar salieron en dirección  a la Tierra,  provocando  problemas de índole especialmente tecnológicos en nuestro planeta.

Las erupciones solares pueden ser perjudiciales para las ondas de radio, ya que cuando golpean la atmósfera, se produce una ionización que absorbe la energía de las ondas de radio. Eso sucedió en las últimas horas, ciertas frecuencias fueron bloqueadas.

También:  Nibiru: 7 alimentos que están desapareciendo por su culpa

Un video de la NASA muestra la impresionante erupción solar, con el Sol aparentemente burbujeando antes de estallar.

El sitio de astronomía Space Weather dijo: «La mancha solar AR2785 entró en erupción durante las últimas horas  (2335 UT), produciendo una llamarada solar de clase C4.

También:  Nibiru: 7 alimentos que están desapareciendo por su culpa

La explosión arrojó un penacho de plasma a más de 350.000 kilómetros  a través del sol el cual fue registrado por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA.

Radiación Ultravioleta

Esa explosión generó pulso de radiación ultravioleta que golpeó la Tierra, ionizando brevemente la parte superior de nuestra atmósfera.

Esto, a su vez, causó un apagón de radio de onda corta en varias zonas de nuestro planeta. Las frecuencias afectadas fueron principalmente por debajo de 10 MHz.

También los expertos en clima espacial y solar advirtieron de que se avecinan más erupciones y en este momento se observa que tres de las manchas solares más grandes de este Ciclo Solar 25 (AR2783, AR2785, AR2786) están o bien de cara a la Tierra o girando en nuestra dirección.

También:  Nibiru: 7 alimentos que están desapareciendo por su culpa

Todas esas manchas representan una amenaza para generar llamaradas clase C (como la que se muestra arriba) con una ligera posibilidad de erupciones M las cuales son aún más fuertes.

Los científicos han advertido que una gran tormenta solar podría ocurrir en algún momento, lo que podría provocar una gran afectación en la Tierra.

Botón volver arriba