Problemas electricos por erupciones volcánicas

Estos volcanes son una amenaza para el sistema eléctrico de Costa Rica

Una investigación para identificar los posibles escenarios de afectación sobre las líneas de transmisión y las subestaciones eléctricas ante una erupción de los principales volcanes del país fue hecha por el Área de Amenazas y Auscultación Sismológica y Vulcanológica del ICE.

Los volcanes estudiados son: Rincón de la Vieja, Miravalles, Tenorio, Arenal, Poás, Barva, Hule, Río Cuarto, Irazú, Turrialba y Barú, este último localizado en Panamá, pero que, eventualmente, podría afectar al sur de Costa Rica.

Como parte del estudio, dirigido por el Dr. Guillermo Alvarado y el M.Sc. Alberto Vargas, se realizó una revisión documental de los reportes de caída de ceniza volcánica y lluvia ácida en Costa Rica, así como de los registros existentes desde la época de la Colonia, sobre peligros volcánicos (balística, lahares, coladas de lava, flujos piroclásticos).

Esta información fue actualizada con trabajo de campo y permitió realizar una proyección de las distintas áreas de afectación basándose en erupciones prehistóricas.

Esta amplia investigación, que generó 36 mapas, servirá como base al Negocio de Transmisión del ICE para la planificación, los preparativos y la atención de respuestas ante situaciones de emergencia provocadas por amenazas volcánicas en Costa Rica.

El director del Negocio de Transmisión del ICE, Manuel Balmaceda, indicó que “este estudio es un importante aporte, ya que nos permite realizar medidas preventivas tanto en las líneas como en las subestaciones de transmisión que se verán afectadas y tomar acciones al respecto, para lo cual se realiza un monitoreo constante de la infraestructura”.

El vulcanólogo Guillermo Alvarado, del equipo investigador, explicó que “uno de los principales resultados es que las emanaciones de cenizas y la lluvia ácida pueden generar los efectos más significativos sobre el sistema eléctrico debido a que su composición generan corrosión y arcos eléctricos”.

Estudio afectación por volcanes

Agregó que en los casos más críticos se podría interrumpir los servicios por un tiempo considerable, que podría repercutir en una serie de eventos perjudiciales para los usuarios, el turismo, y la producción agroindustrial, entre otras.

Sobre el caso específico del volcán Poás, el geógrafo Alberto Vargas comentó que, a partir de la investigación, algunas de las líneas de transmisión con diversos grados de amenaza serían: Peñas Blancas-Garita, Cariblanco-San Miguel, Cariblanco-General y Ciudad Quesada-Toro. Asimismo, se deberá tener especial vigilancia sobre las subestaciones: Toro, Cariblanco, Poás y Naranjo.

El especialista detalló que “las afectaciones dependerán de la cantidad y tamaño de la ceniza, su forma, porosidad, humedad y condiciones climatológicas. La dirección y velocidad del viento es uno de los factores más importantes, pues eso definirá en gran medida la distancia del desplazamiento de la ceniza”.

De acuerdo con el estudio, los volcanes que presentan una amenaza alta para el sistema eléctrico por caída de ceniza son: Rincón de la Vieja, Arenal, Poás, Irazú y Turrialba.

Sistema Nacional de Transmisión Eléctrica (SNTE)

  • Longitud de 2.290 kms
  • 5.090 torres de transmisión
  • 60 subestaciones eléctricas
  • Conectado con el Sistema de Interconexión Eléctrica de los países de América Central (SIEPAC)