Ciencia

Así es como Google logró predecir terremotos y tsunamis

La predicción de terremotos siempre había estado negada por los expertos hasta que se logró demostrar relación entre la ocurrencia de sismos y las eyecciones de masa coronal o aparición de hoyos en nuestro sol.

Ahora se informa de manera oficial por parte del gigante de Internet que Google tiene 14 cables submarinos grandes, con una longitud total de 112,000 kilómetros bajo el océano.

Google, quien es hoy por hoy  el proveedor más grande del mundo en infraestructura de telecomunicaciones, comunicó que sus cables podrían servir para un uso muy diferente al previsto: la previsión de terremotos.

Utilizando la experiencia reciente, Google ha demostrado que es posible aprovechar los cables submarinos de fibra óptica como un sistema de alerta de terremotos y tsunami.

La compañía explicó que  han utilizado técnicas de detección en un radio de 100 kilómetros y que esa técnica ha permitido detectar movimientos sísmicos a decenas de miles de kilómetros.

También:  Video: Asteroide que venía desde Marte cae en Canadá

Mide cambios en pulsos de luz.

Para tratar de predecir los terremotos, Google se basa en pulsos de luz enviados a través de los cables.

Esta luz sufre modificaciones durante su desplazamiento a lo largo del cable.

Tras la recepción, los pulsos se detectan y las distorsiones se corrigen mediante el procesamiento de la señal digital.

Una de las características es el estado de polarización, afectado por perturbaciones mecánicas a lo largo del cable. La consideración precisa de estos datos permite detectar la actividad sísmica.

Cables Submarino Google

Hace dos años, un equipo de científicos publicó una investigación sobre la detección de terremotos utilizando un láser ultra estable.

Fue un experimento en distancias cortas y a una profundidad muy baja de unos 200 metros. Eso permitió a los ingenieros de Google ponerse a trabajar.

También:  Vacas ya pueden pastar en un potrero de mentirillas

Monitoreo

Desde el último trimestre del año pasado, Google comenzó a monitorear el estado de polarización de sus cables submarinos.

La primera conclusión fue de que se trataba de datos bastante estables que correspondían al fondo marino. Luego 28 de enero de este 2020, detectaron el terremoto de magnitud 7.7 en Jamaica. 1,500 kilómetros del cable más cercano.

Lo interesante es que notaron un pico en el estado de polarización 5 minutos antes.

En los últimos meses, el equipo de Google trabajó con el Laboratorio Sismológico del Instituto de Tecnología de California y observó varios terremotos de menor intensidad entre ellos uno de 6.1 a 2.000 km y otro de 4.5 en Chile.

Cables Submarinos Google

La imagen anterior muestra las olas oceánicas detectadas entre el 25 de marzo y el 13 de abril de 2020. Con este trabajo, los ingenieros de Google, junto con el trabajo del Dr. Zhongwen Zhan demostraron que pueden detectar ambos terremotos cuando cambia la presión en el océano, lo que ayuda a predecir tsunamis.

También:  El planeta X podría ser un agujero negro dentro del sistema solar

La Universidad de Berkeley publicó un estudio similar que luego de registrarse un sismo de magnitud 3.4 en California, a unos 45 kilómetros de distancia.

Google explicó que el trabajo de estos meses por ahora es solo una primera demostración.

El monitoreo del estado de polarización parece ser una técnica efectiva, pero genera una gran cantidad de datos. Factores como el tamaño o la ubicación son complejos de analizar y, por lo tanto, Google solicita tiempo.

Sin embargo, lo que parecía imposible hace años debido a su complejidad, la mejora de la infraestructura y el análisis de datos, hace posible lograr resultados cada vez más concretos.

Botón volver arriba
Cerrar