Ciencia

La migración del polo norte magnético ya deja ver sus consecuencias

La migración del polo norte magnético ya está dejando ver notorias consecuencias que provocan afectación en nuestro país y otras zonas del planeta.

Quizá casi todos hemos escuchado a nuestros abuelos hablar del “clima de antes”, y mucho de eso tenía que ver con las condiciones que imperaban al norte y este del país en el período noviembre-marzo.

En esas fechas, de acuerdo a las descripciones de ellos y confirmado por los registros meteorológicos, se llega a la conclusión de un amplio predominio de eventos nortes intensos en todas esas temporadas, con abundante arribo de fuertes altas presiones invernales asociadas a frentes fríos, mismos que llegaban con facilidad hasta el Mar Caribe del país y aún más al sureste.

Sin embargo, en las últimas décadas y aún más en los últimos años, se ha venido notando una gradual disminución en el arribo de dichos eventos a la región, y un gradual calentamiento atmosférico respecto a los tiempos de antaño.

El polo norte magnético (al cual apuntan las brújulas y que no se debe confundir con el polo norte geográfico), no es estático (al igual que el polo sur magnético), y es lo que hace que estos presenten inversiones cíclicas de cada cientos de miles de años, generando todo tipo de anomalías naturales que han llevado al descontrol y a extinciones masivas en el pasado.

Polo norte magnético

Justo en la imagen anterior, pueden notar cómo el polo norte magnético ha ido migrando poco poco desde el norte de Canadá encaminándose hacia Siberia, Rusia; pero en los últimos años este proceso de migración ha presentado una aceleración anómala que ha desconcertado a científicos y ha obligado a las embarcaciones a reajustar sus modelos de navegación.

Y es que es fácil notar cómo en los últimos años (en mucho mayor medida desde 2012 hasta presente) las altas presiones del Ártico en épocas invernales como la actual, ya no bajan por el Golfo de México, trayendo fuertes y recurrentes eventos nortes a la región, sino que más bien están saliendo por el sureste y por el este de Los Estados Unidos hacia el Atlántico, haciendo que el viento alisio predomine en mucho mayor medida que los vientos nortes.

A esto se le suma la influencia de la alta presión semi-permanente de Los Azores que mantiene el flujo constante de alisios en el Atlántico.

Ya en los últimos años hemos visto cómo dicha migración del polo norte magnético también ha estado trayendo todo tipo de anomalías en corrientes de medio y alto nivel atmosférico alterando la distribución de lluvias en época lluviosa en el país (y en el mundo desde luego), así como las temporadas de ciclones tropicales.

Otro ejemplo muy reciente son las oleadas de tornados que están ocurriendo actualmente en Estados Unidos, las cuales no son en lo absoluto propias de esta época invernal, sino de primavera y verano (abril, mayo, junio, etc).

A nivel biológico, se han estado observando comportamientos anómalos en diferentes especies de animales y de plantas, como la aparición de muchas especies fuera de su temporada en cada región en específico.

Y es que las migraciones y ciclos de muchas especies están dictadas por los polos magnéticos; de ahí el que la inversión de dichos polos en el pasado haya generado extinciones masivas, no solo por los desfases magnéticos en sí que afectan el comportamiento y migración de especies, sino porque estas migraciones de los polos magnéticos inciden en otros fenómenos como el vulcanismo y terremotos.

También, es interesante observar una relación entre el aceleramiento en dicha migración del polo norte magnético y la gran activación del vulcanismo en los últimos años y meses, aparte de toda la alteración atmosférica de la cual ya se ha hablado.

Por último, cabe destacar que esto NO es culpa del ser humano y que con el tiempo seguiremos experimentando anomalías naturales de todo tipo cada vez más acentuadas y que en efecto, pueden llevar a una mayor ocurrencia de fenómenos destructivos y de alteraciones naturales que resulten letales para distintas especies tanto animales como de plantas (y por supuesto, para el hombre).

A este asunto de la migración del polo norte magnético e inversión de polos en general, debemos sumarle otros procesos que están teniendo lugar en el planeta como cambios de fase en el núcleo (que ha impulsado en gran manera el vulcanismo en el mundo en los últimos meses), posibles cambios en el eje terrestre, e influencia de factores astronómicos como tormentas solares y otras radiaciones espaciales, así como otros eventos similares.

Escrito por un meteorólogo costarricense en la página Tiempo CR en Facebook.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba