fbpx
Ciencia & Tech

La Tierra empezó a emitir enormes ondas magnéticas desde su núcleo

Grandes y gigantescas ondas magnéticas las cuales se generan en el núcleo de nuestra tierra fueron recientemente descubiertas por científicos europeos.

En interior de la Tierra. en las profundidades de nuestra superficie, el planeta retumba de actividad, desde la tectónica de placas hasta las corrientes de convección que circulan a través de los fluidos magmáticos calientes muy por debajo de la corteza.

Esa corrientes son las que forman el campo magnético el cual es tema de interés continuo para los científicos que buscan repuestas como, por qué fluctúa constantemente, cómo interactúa con el viento solar y, de hecho, por qué se está debilitando en la actualidad.

La mayor parte del campo magnético es generado por un océano de hierro líquido sobrecalentado y arremolinado que constituye el núcleo externo de la Tierra. El núcleo externo de la Tierra actúa como un conductor giratorio en una dinamo de bicicleta generando corrientes eléctricas y un campo electromagnético que cambia continuamente.

La misión Swarm de la ESA (Agencia Espacial Europea), compuesta por tres satélites idénticos, mide estas señales magnéticas del núcleo de la Tierra. También mide otras señales procedentes de la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera.

Leer También  5 alternativas a Netflix para ver pelis gratis

Analizando los datos de Swarm

Los científicos han  detectado un nuevo tipo de onda magnética que recorre la «superficie» del núcleo exterior de la Tierra. Lo más interesante es que esta onda oscila cada siete años y se propaga hacia el oeste a una velocidad de hasta 1500 kilómetros al año.

Estas ondas se alinean en columnas a lo largo del eje de rotación debido a la rotación de la Tierra. El movimiento y los cambios del campo magnético causados por estas ondas son más pronunciados en la región ecuatorial del núcleo.

Ondas Magnéticas generadas por el Núcleo de la Tierra
Visualización de las ondas en el límite núcleo-mantel. (Universidad de Grenoble Alpes)

Ondas Magnéticas descubiertas

Lo encontrado podría ofrecer una visión de cómo se genera el campo magnético de la Tierra y proporcionar pistas sobre la historia y la evolución térmica de nuestro planeta, es decir, el enfriamiento gradual del interior planetario.

Aunque la investigación muestra la existencia de ondas magneto-corriolis en un plazo de siete años, aún no se sabe si dichas ondas existen en intervalos diferentes.

Leer También  Seguridad cibernética del gobierno es de juguete

Escuche Radio Tica, tu emisora Pura Vida Clic Aquí

Nicolas Gillet, de la Universidad Grenoble Alpes y autor principal del trabajo comentó: «Los geofísicos han teorizado durante mucho tiempo sobre la existencia de tales ondas, pero se pensaba que tenían lugar en escalas de tiempo mucho más largas que las que ha mostrado nuestra investigación.»

«Las mediciones del campo magnético de instrumentos basados en la superficie de la Tierra sugerían que había cierta acción de las ondas, pero necesitábamos la cobertura global que ofrecen las mediciones desde el espacio para revelar lo que está ocurriendo. continuó»

El científico agregó: «Combinamos las mediciones satelitales de Swarm y de la anterior misión alemana Champ y la danesa Orsted con un modelo informático del geodinamo para explicar lo que los datos terrestres habían arrojado, lo que nos llevó a nuestro descubrimiento.»

«Es probable que las ondas magnéticas sean provocadas por perturbaciones en las profundidades del núcleo fluido de la Tierra, posiblemente relacionadas con penachos de flotación. Cada onda se especifica por su periodo y su escala de longitud típica, y el periodo depende de las características de las fuerzas en juego. En el caso de las ondas magneto-corriolis, el periodo es indicativo de la intensidad del campo magnético dentro del núcleo, agregó.

Leer También  El secreto que nunca te contaron del Viernes Santo

«Nuestra investigación sugiere que es probable que existan otras ondas de este tipo, probablemente con periodos más largos, pero su descubrimiento depende de más investigaciones», finalizó.

Por su parte, otro científico de la misión Swarm de la ESA, Ilias Daras, señaló: «Esta investigación actual mejorará sin duda el modelo científico del campo magnético dentro del núcleo exterior de la Tierra. También puede darnos nuevos conocimientos sobre la conductividad eléctrica de la parte más baja del manto y también sobre la historia térmica de la Tierra».

De momento, dado que las ondas llevan información sobre el medio por el que viajan, el nuevo descubrimiento podría servir para sondear el interior de nuestro planeta de nuevas maneras, incluido el núcleo, que es difícil de estudiar, así como el límite entre el núcleo y el manto.

Botón volver arriba