Nacionales

Ley de aguas se hace agua: sindicatos opuestos

No hay un solo sindicato ni una sola organización social que apruebe la la Ley de Aguas, que sin haber entrado al plenario, tiene más detractores y enemigos que la misma Ley de Empleo Público.

Fue la Central del Movimiento de Trabajadores Costarricenses (CMTC) quienes le manifestaron ayer  a los diputados, que promueven este proyecto de ley nuestra rotunda oposición a esta nueva Ley de Aguas, que se pretende aprobar en la Asamblea Legislativa e hicieron un llamado a la lucha de todos los trabajadores y sociedad civil en general, ya que el agua es un elemento vital para la vida del planeta y un derecho humano.

Para ellos la lucha por un trabajo digno no los exime de defender el derecho al acceso al agua, que si bien es cierto recientemente fue aprobado como una reforma constitucional, las leyes o proyectos como el 20.212, vienen a socavar y a hacer de más difícil acceso y consecución dicho derecho constitucional.

También:  Empresa en el área de Tecnología de la Información requiere 30 personas

“Decimos esto porque el principal objetivo del proyecto de Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico, es concentrar el poder absoluto sobre el agua en un ente netamente político como lo es el Ministerio de Ambiente y su Departamento de Aguas.

Para ello le quitan competencias al AyA, a Senara, al Ministerio de Salud, y además, resumen la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones sobre el agua a meras audiencias públicas”, manifestó Olman Chinchilla, secretario general de esa organización.

Agregó que no hay que olvidar que desde que se aprobó el TLC con los Estados Unidos, una de las mayores preocupaciones respecto a la protección de nuestros recursos fue el agua.

También:  IOTA ya es un monstruo categoría 5 y rompe todos los récords

Para ello se incentivó una iniciativa popular para crear una nueva ley de aguas más robusta y que les diera a los ciudadanos el poder de decisión sobre ese recurso. Sin embargo, de eso no queda nada en el actual proyecto de ley 20.212, y los diputados que lo defienden e impulsan, más parecen buscar debilitar el marco jurídico actual y concentrar el poder en manos de políticos que empoderar a la ciudadanía.

Para ellos, las regresiones en materia laboral recientes, que precarizan las condiciones de los trabajadores del sector privado y público y de las familias costarricenses, la situación económica actual que plantea la venta de activos y proyectos de ley en contra de los empleados públicos, nos deben alertar sobre la agenda política regresiva y en contra de lo que queda del Estado Social de Derecho que vivimos bajo este Gobierno y esta Asamblea Legislativa.

También:  Medio millón sin agua mañana en estos lugares de la GAM y Cartago

Y agregó: “por lo anterior y conociendo que la Ley de Aguas vigente fue concebida bajo esa idea de Estado Solidario, nos hacen ver la necesidad de defender el recurso hídrico junto a todos los actores sociales bajo una agenda común del movimiento de trabaja.

El agua está en peligro, desde este momento, llamamos a todas las centrales sindicales, al movimiento sindical y social nacional, a que se pronuncien en contra de este peligroso proyecto y a que integren en sus agendas el tema de la defensa del recurso hídrico, de intereses políticos y en contra de la concentración de poder”.

Botón volver arriba