Mundo

Por primera vez llueve en Groenlandia

En Groenlandia acaba de ocurrir un evento del que no había precedentes en la historia de los registros climáticos de nuestro planeta, llovió.

Como gran parte del hemisferio norte, Groenlandia ha estado experimentando una ola de calor masiva, con temperaturas en la parte superior del glaciar que se elevan por encima de los cero grados Celsius por tercera vez en la última década.

El 14 de agosto de 2021, en un lugar donde normalmente hace demasiado frío para que el agua caiga en su estado líquido, la estación Summit del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC) de Groenlandia registró varias horas de lluvia. Además, fueron intensos. Sin lluvia ligera.

Según el NSIDC, no hay informes de que alguna vez haya llovido en este lugar, que alcanza los 3.216 metros (10.551 pies) de altitud. El NSIDC agregó que la cantidad de hielo perdido en un solo día fue siete veces el promedio diario para esta época del año.

Groenlandia se derrite

En Groenlandia la lluvia no solo derrite la nieve, sino que también contribuye a un aumento de los eventos de deshielo.

La lluvia se congela en la capa de hielo más oscura y absorbe más calor que el hielo blanco de los glaciares normalmente.

Groenlandia

Cuando se congela, también formará una barrera suave que evita que el agua derretida se filtre debajo de la superficie. Esto luego puede inundar la superficie de la capa de hielo y causar aún más derretimiento en altitudes más altas.

¿Qué dice la NASA?

Durante estos eventos de deshielo, estos procesos pueden tener lugar en áreas de la capa de hielo que generalmente no se descongelan, lo que hace que el efecto sea aún más extenso, según un glaciólogo de la NASA.

La capa de hielo de Groenlandia alberga suficiente agua dulce para hacer que el nivel del mar suba 6 metros (20 pies), lo que afecta significativamente el clima del planeta.

Según un nuevo informe del IPCC, un calentamiento por encima de los 2ºC provocará el colapso de esta enorme capa de hielo.

Este es uno de los eventos que más preocupa a los investigadores. Y lo es, no solo se elevaría el nivel del mar en todo el mundo, sino que cambiaría el clima del planeta, al tiempo que ahogaría muchas islas y ciudades costeras del mundo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba