Economía

Reforma a las pensiones de la Caja ¿el mundo vuelto de cabeza?

Las pensiones de la Caja han sido noticia esta semana y hoy les compartimos un artículo de opinión escrito por el economista Luis Paulino Vargas.

Vargas es un reconocido economista y catedrático de la Universidad de Costa Rica donde imparte clases desde hace muchos años.

Pensiones de la Caja

Vivimos atrapados en una suerte de enorme paradoja: la humanidad nunca fue materialmente tan rica como lo es hoy, y, sin embargo, hoy, diferente a hace 40 o 50 años, hay fuerzas muy poderosas que empujan para echar atrás, para empobrecer y restringir, derechos que fueron ganados a pulso, en luchas que involucraron generaciones enteras.

Pensiones

Si la doctrina universalmente aceptada de los derechos humanos, proclama que estos deben tener un carácter progresivo, es decir, que deben ir hacia arriba, camino de ampliarse y mejorarse, y jamás hacia atrás, en la práctica hay derechos que, todo lo contrario, se ven sometidos a presiones tendientes a hacerlos retroceder.

Se sabe que bastaría una pequeña fracción de la riqueza generada anualmente en los países ricos, para eliminar el hambre y proporcionar agua potable y servicios de educación y sanidad a las poblaciones, hoy terriblemente carenciadas, de los países más pobres.

Y bien sabemos que las jornadas laborales podrían recortarse, a 35, quizá 30 horas semanales. Lo cual reduciría significativamente el desempleo, y permitiría que la gente pudiese disfrutar de más tiempo de ocio.

Como también podría permitirse la jubilación a más temprana edad y, así, que haya más empleo para la gente joven y una vejez más plena para la gente mayor.

Hoy, la humanidad es lo suficientemente rica como para hacer posible todo eso. Lo cual de paso permitiría migrar hacia un orden donde la calidad de vida, más que el crecimiento económico, sea el criterio principal, cosa que, además, hoy es necesarísima, en vista de la magnitud catastrófica de la crisis ambiental que enfrentamos.

Pero la flecha no apunta hacia arriba, sino hacia abajo. Y así con las pensiones del régimen IVM de la Caja: pensionarse más viejo y con una pensión aún más modesta. Eso es lo que se le ofrece a la población costarricense.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba