Nacionales

UCCAEP se unió a sindicalistas para inmovilizar a Carlos Alvarado

La Unión de Cámaras y Empresarios Privados de Costa Rica (UCCAEP) se alió con varios sindicatos, cooperativas y líderes comunales contra las negociaciones que tiene Carlos Alvarado con el FMI.

Esta tarde luego de una reunión en la cual emitieron un pronunciamiento en conjunto le exigieron al presidente Alvarado que no mueva un dedo más en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional hasta que ellos revisen con lupa las propuestas y hacer los cambios que consideren necesarios.

La reunión tuvo lugar en el Hotel Holiday Inn y contó con la participación de José A. Jenkins de la Uccaep, sentado a la par de Mario Rojas Vílchez, de la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum y de los líderes de la Unión de Productores Independientes (UPIAV), junto con los máximos dirigentes del Movimiento Solidarista, con la dirigencia del Movimiento Cooperativos y por supuesto Alberto Fait de la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular.

También:  ¿Cuándo alcanzaremos la inmunidad de rebaño ante el Covid-19?

Inmovilizar al presidente

Con este “estate quieto” le exigen al mandatario que por espacio de un mes calendario no negocie nada más y deje las cosas tal y como están para que se proceda a la revisión de lo negociado hasta el momento y luego de ese periodo tanto UCCAEP como los demás grupos harán público los cambios que harán en los proyectos de Ley que Alvarado negoció con el FMI para que le den un préstamo al país por 1750 millones de dólares.

Todos se han unido para golpear la mesa de gobierno y exigir que se desista de aprobar la Ley de Empleo Público, la Ley de Renta Global y otros proyectos que se están debatiendo en la Asamblea Legislativa para atender las demandas de la reunión del FMI y que la discusión siga la agenda enviada por el rama ejecutiva.

También:  Video: ¿Qué hacen los ticos cuando ven venir a los bomberos?

También destaca el hecho de que el sector empresarial que apoyó al gobierno a muerte ahora se ha quitado y se unió a los sindicatos que a toda costa quieren que no le aprueben nada al Gobierno.

Botón volver arriba