Nacionales

UMN: ni esquema completo ni QR son válidos si te van a operar

La Unión Médica Nacional exige pruebas PCR COVID-19  a todas las personas que tengan esquema de vacunas completo o parcial o código QR.

Esto aplica para todo paciente que será sometido a una cirugía o procedimientos endoscópicos, en resguardo de la salud de los pacientes y personal médico.

Así se refieren luego de la publicación de los “lineamientos generales para el uso de pruebas moleculares en la práctica quirúrgica” LS-SS-013 emitidos por el Ministerio de Salud de Costa Rica, publicado el día 30 de agosto de 2021.

Ni vacunas ni código QR

Parece que con esta directriz los mismo médicos desconfían de la efectividad de las vacunas lo cual consta en el expediente en línea de cada paciente o presentando el cuestionado código QR.

“Entendemos que el objetivo principal de este lineamiento es estandarizar el uso de pruebas moleculares para detectar el virus COVID-19, de manera que se preserve la seguridad del equipo de salud y de los pacientes usuarios de salas de operaciones, área de recuperación, salones de cirugía y áreas de procedimientos endoscópicos de nuestros hospitales. Sin embargo, dicha directriz literalmente señala en lo referente a casos de cirugía o procedimientos endoscópicos”, escribió el sindicato.

Por lo que indican que bajo este lineamiento solo se valorará la realización de pruebas moleculares, no más de 72 horas antes de practicar el procedimiento en pacientes inmunocomprometidos, no vacunados o sin vacunación completa.

Según el sindicato, esto pondría en riesgo no solo al personal sanitario sino a todos los pacientes que hagan uso de las Salas de operaciones y áreas de procedimientos endoscópicos de nuestro país.

“Entendiendo que en esta etapa de transmisión comunitaria viral, y dado el comportamiento clínico del SARS CoV 2 respecto al alto número de casos asintomáticos, es imposible, sin este estudio de PCR, determinar si un paciente está o no contagiado”, señalaron.

Por esta razón, aseguraron que se debe considerar la prueba PCR como un requisito preoperatorio y no una opción clínica previo al procedimiento lleva a una excesiva morbilidad y mortalidad.

“Le solicitamos a su autoridad revertir este lineamiento LS-SS-013 a la luz de lo establecido en la literatura mundial y corregir esta directriz que, lejos de brindar seguridad a personal sanitario y a pacientes usuarios de los servicios de salud, más bien los pone en riesgo de adquisición del virus”, concluyó la UMN.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba